jueves, 31 de marzo de 2016

Ikea hack: montando una mini litera

Jorge tiene pasión por el dibujo... Pintar, colorear, dibujar... Normalmente lo hace donde le pille, pero ya iba sintiendo la necesidad de que tuviera un rincón en su habitación destinado a eso. Pero con la llegada de Abril a nuestras vidas su habitación ha pasado a ser compartida y nos las hemos tenido que ingeniar para encontrar el hueco! 


Habíamos pensado en poner unas literas pero todas son tamaño adulto (y no veo necesario que duerman aún en camas de 2 metros) y casi todas quedan muy altas, lo que dificulta el poder hacer la cama y, lo que para mí era más importante, el poder tener contacto con el peque que duerma arriba. 

Hay pseudoliteras donde el de arriba queda a una altura más accesible (cama Kura de Ikea) pero el de abajo duerme con el colchón en el suelo. Y además son medidas de 2 metros, que es lo que no queríamos ya que preferimos dar el mayor espacio de suelo posible a la zona de juego y no a una cama grande cuya parte de abajo no usan en años. 

Así que pensando y pensando nos pusimos manos a la obra. Ellos dormían en dos canas Kritter de Ikea, de 70x160. El cabecero es relativamente alto y optamos por probar a poner en una de las camas los dos cabeceros y en la otra los dos pieceros. Una vez hecho esto, solo tuvimos que probar y poner una sobre la otra para ver si el espacio que quedaba entre las dos camas era suficiente. Y lo era: los dos pueden estar sentados en la cama de abajo sin darse con el somier de arriba en la cabeza. 


Dicho y hecho: agujereamos la cama de abajo, la de los dos cabeceros y también las patas de la de arriba, la de los dos pieceros. Fijamos con tubillones encolados y añadimos dos chapas metálicas en dos de las patas para darle estabilidad. Además, hemos fijado la cama de arriba a la pared con pequeñas escuadras que impiden que la cama oscile al subir o bajar el peque de arriba. No se necesita escalera porque Jorge puede subir perfectamente pisando el cabecero de la cama de abajo. 




Ellos están encantados, aunque hay que decir que al principio Nico estaba un poco enfadado por tener que dormir abajo. Le hemos prometido que cuando cumpla cinco años le dejaremos dormir arriba. Aún así, dejamos que suba de vez en cuando ayudándole nosotros. El hecho de que no tenga escalera es un alivio porque no se atreve a subir por el cabecero.


Desde que hemos puesto la litera, se ha convertido en una zona de juegos. Les encanta subirse arriba y coger cuentos para leer. También nos han hecho un teatro con peluches utilizando el quitamiedos para que no se les vea...


Debajo de la cama de Nico seguimos teniendo 4 cajas de plástico llenas de Lego y Duplo. No queríamos perder este espacio de almacenaje, por lo que descartamos la opción de hacer una cama nido como hemos visto en algunas páginas web. 


Para completar el "diseño", les he hecho unas pegatinas con los textos "Aquí sueña Jorge" y "Aquí sueña Nico" que dan el toque final a la estructura. 
Estamos todos muy contentos con el resultado!!!

7 comentarios:

  1. La cama de abajo aguante bien el,peso de la de arriba más el peso del peque? Lo digo por seguridad..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si! Aguanta bien! Están empotradas entre la pared y el mueble y además ancladas a la pared con escuadras.

      Eliminar
  2. hola! me parece genial la idea, creo que voy a animar ha hacer algo parecido, pero... me podrias decir que espacio queda entre el colchon de abajo y la cama de arriba. Gracias

    ResponderEliminar
  3. hola! me parece genial la idea, creo que voy a animar ha hacer algo parecido, pero... me podrias decir que espacio queda entre el colchon de abajo y la cama de arriba. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro! En cuando pueda lo mido y lo público. Gracias!

      Eliminar
    2. Hola! Hay 55 cms entre los dos costados. No sé si me explico. Podrías apoyar un palo de 55cm en el borde de madera de la cama y casi tocaría el mismo borde de la cama de arriba.

      Eliminar